La gran deuda de la democracia

Por Edna/Melissa / Foto de Judith/Mariángeles

Este viernes 24 de marzo nosotras marchamos de verde. Marchamos por la memoria, la verdad y la justicia, y marchamos por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. El derecho al aborto es la gran deuda de la democracia. El derecho al aborto es un derecho humano. Cientas de miles de mujeres abortan cada año en la Argentina. Cientas de entre ellas mueren por complicaciones surgidas después de un aborto. Mujeres de todas las edades, de todas las clases sociales. Sin derecho al aborto legal, seguro y gratuito, el Estado nos da la espalda.

La ilegalidad del aborto implica que no somos dueñas de nuestros propios cuerpos. Si quedamos embarazadas sin desearlo, sin esperarlo, el Estado nos obliga a llevar adelante ese embarazo, toma decisiones sobre nuestro cuerpo.

La ilegalidad del aborto implica que el Estado no nos contempla, no nos protege. No nos permite llevar adelante una vida autónoma. Nos sume en el miedo, un miedo que no nos deja disfrutar de nuestra sexualidad de forma plena, un miedo que no nos deja hablar de lo que nos pasa cuando abortamos.

La ilegalidad del aborto implica que el Estado se desentiende de nuestra salud, y ese espacio lo llenan clínicas y profesionales que lucran con el aborto clandestino. Lxs que tienen el dinero, abortan de forma segura. Lxs que no, abortan en condiciones peligrosas y arriesgan su vida.

La ilegalidad del aborto implica que el Estado nos engaña. Nos dice que tomar decisiones sobre nuestros cuerpos, nuestros proyectos, nuestros futuros, es una ilusión. Nos condena a nuestra condición de personas con capacidad de gestar, y no a nuestro derecho a una vida libre, autónoma, segura. Nos dice que somos úteros, no personas.

La ilegalidad del aborto implica que el Estado nos estigmatiza. Nos dice que abortar es posible ante determinadas situaciones (violación, incesto, peligro de salud para la madre o inviabilidad del feto), pero que por fuera de estos motivos somos condenables. Nos llena de culpa y de miedo.

Las mujeres somos el 52% de la población argentina actual. Algunas estamos a favor del aborto, otras no. Con el aborto legal, seguro y gratuito, cada una de nosotras estará en su derecho de decidir sobre su propio cuerpo. Con el aborto legal, seguro y gratuito, el Estado no decidirá sobre el cuerpo de ninguna.

Por eso, este viernes 24 de marzo marchamos con nuestros pañuelos verdes. Le exigimos al Estado Memoria, Verdad, Justicia. Le exigimos ni un paso atrás. Le exigimos

educación sexual para decidir

anticonceptivos para no abortar

aborto legal para no morir

Dejá un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s