Sobre el tetazo

Por Ana Belén Arias // Fotos de Franco Marconi, desde Rosario

En estos días he hablado mucho con mis amigos y conocidos sobre el asunto. He logrado nutrirme de una nueva información y de charlas muy productivas al respecto. Hay quienes dicen que está bien y quienes dicen que está mal, todas las posturas tienen argumentos -para mí algunos más valederos que otros- pero lo que más me gustó de estas charlas fueron justamente los argumentos. Y sobre eso es de lo que quiero hablar hoy.

Primero, otra vez nadie se cuestionó porque “el tetazo” y no “la tetaza”. Tenemos tan masculinizadas algunas cosas que ni siquiera cuestionamos el vocabulario que se usa para hablar de algo referente a cuestiones de género. No creo que se les haya escapado a las organizadoras: tan sólo con ese pequeño detalle se quiere decir que hay una masculinización de la teta. El tetazo surgió para desentrañar o empezar a desnaturalizar de alguna manera el por qué la teta del hombre se puede mostrar en la vía pública y la de la mujer no.

Esta es la otra cuestión: por qué la teta del hombre no causa problema, ni incomodidad alguna al ser vista, y la de la mujer sí. ¡Ojo! Hay una salvedad para la mujer: si amamantás, ¡sí! Ahí podés mostrarla… aunque no te dejen amamantar en tu laburo, aunque cuando quieras amamantar libremente en una reunión familiar siempre alguien te diga “¿No querés irte a la pieza porque a Fulanito no le copa mucho que amamantes acá?” Fulanito puede ser tu suegro, tu cuñado, etc. Muchos dirán “¡Pero es que en la pieza estás más cómoda!” Sí, claro, si  yo no lo pedí, ¿qué te hace pensar que esté más cómoda? Tal vez no me quiera perder la charla.

Por otra parte, hay gente que no está para nada en contra de amamantar en público, y no les incomoda, ¡Genial! Pero si les incomoda que muestres tus tetas sin estar amamantando… Entonces… No sé que es peor: se acepta ver tetas cuando una es madre, pero si no sos madre no podes mostrarlas.

A la idea del tetazo le salió en seguida el chiste del “chotazo” ¡Genial! Me encanta que los hombres discutan y también quieran debatir cuestiones de género y que quieran romper con las costumbres sociales, pero… no es lo mismo “chotazo” que “tetazo”. Si fuera “conchazo” ahí si estaríamos en condiciones iguales, pero no: hablamos de tetazo.

Este tipo de chistes nos hacen repensar en las costumbres sociales; me parece copado que nos cuestionemos por qué no podemos mostrar ciertas cosas en la vía pública cuando están al alcance los cuerpos desnudos en la televisión, en internet, etc. Ya no tiene que ver con el horario de protección al menor: se accede fácilmente a ver cuerpos desnudos a cualquier hora y en cualquier lugar. Sin embargo, seguimos planteándonos si está bien o no. Cuestiones de moralidad de las que todavía no podemos despojarnos.

Un amigo me generó una nueva pregunta, algo que, al menos a mí, no se me había ocurrido hasta el momento: si te tocan una teta siendo mujer es acoso, ¿y si te tocan una teta siendo varón? ¿no es acoso? En ese caso cuesta más discernir si está bien o no la exposición publica de la teta de la mujer. Me pareció un comentario muy piola, muy “abre cabezas”: tenemos tan arraigadas algunas costumbres sociales que incluso nos cuesta despojarnos de eso. Para mí sería acoso en los dos casos, yo siendo mujer no soy quien para tocarte la teta a vos, varón, pero acá está la cuestión: la mayoría responde que no hay acoso al tocarle la teta al varón… Mmmm, ¡qué mal que estamos con eso! Si te invado, si te toco cuando no querés,  si te quiero obligar a hacer algo que no quieras, ¡no está bien! ¡Desde ningún punto de vista! El “tetazo” también va en pos de eso. Si sos varón y te tocan y no querés, ¡también está mal! Quejate, no lo dejes pasar, no creas que por ser hombre se te van a reír o te van a señalar. No entres en la sumisión, que es lo que sufrió la mujer por miles de años.

Bueno, concluyendo, me sumo al tetazo, aunque me cueste mostrar mis tetas porque estoy más atravesada por las costumbres sociales de lo que imaginaba. Me sumo al tetazo para que esas costumbres sociales pavas dejen de existir. Me sumo al tetazo para que dejen de decir que es una la que genera o incita a la violación. Me sumo al tetazo para que de una vez por todas haya igualdad de género y se deje de lado cualquier motivo o razón absurda en contra de esa igualdad.

Dejá un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s