Socorro rosa: nosotras Decidimos

Por La Novata/Verónica

Hace poco más de un mes poblaron el estudio de Radio Futura Laura y Luciana, pertenecientes a la Colectiva Feminista Decidimos.

Luciana nos contó que la Colectiva nació en el año 2012 como producto de una inquietud de algunas mujeres activistas del feminismo. Estas mujeres feministas querían replicar una experiencia que comenzó con La Revuelta en Neuquén y en Mendoza (aproximadamente desde el 2010): acompañar y brindar información a las mujeres que querían abortar con un método medicamentoso, el Misoprostol.

Particularmente en La Plata las integrantes de la Colectiva son mujeres militantes de movimientos sociales y feministas. Al comienzo convocaron a La Revuelta, quienes hicieron una formación, y de esta forma se fue consolidando una grupa feminista integrada por mujeres decididas a brindar información y a acompañar a las mujeres que decidan abortar. En este punto Luciana remarcó:  “acompañarlas en el contexto de un Estado abandónico, un Estado que abandona a las mujeres que abortan, que clandestiniza la práctica sabiendo que muchas mujeres, mas de 500 mil mujeres por año, deciden abortar embarazos no deseados.”

Esta grupa feminista se llama Socorristas. La práctica socorrista tiene su historia, que comienza en la década de los ’60 en Estados Unidos, Italia y Francia, donde distintos grupos de feministas realizaban este trabajo de acompañamiento, que comienza con el contacto telefónico.

Tanto Laura como Luciana enfatizaron que el acompañamiento que se produce no es cualquiera, sino que se trata de un acompañamiento sororo, de cuerpa a cuerpa, de mujer a mujer, poniendo en juego las subjetividades al acompañar a aquellas mujeres que deciden llevar a cabo un aborto. El teléfono se ha convertido en un medio privilegiado para llevar a cabo esta práctica de acompañamiento, a través del cual la mujer en el momento en que está realizando el aborto puede preguntarles cosas a las socorristas y también descargar la angustia que puede llegar a aparecer en ese momento, a veces junto al sentimiento de soledad frente a su decisión.

A partir de esta práctica se intenta armar una red que habilite la práctica del aborto y que l desclandestinice en la red de salud. Medicxs y obstetras se muestran muy reticentes al aborto y, por sobre todo, a que sea una práctica que se realice en el sistema público. Pero son también aquellxs que a expensas de nuestra salud se llevan un buen dinero realizando la práctica en sus consultorios privados.

Pese a la situación general de penalización del aborto, Laura y Luciana nos contaron que hay algunos médicos que de a poco van quebrando un poco el miedo y la corporación a la cual pertenecen –que no avala los abortos– y les derivan casos de mujeres que desean abortar.

Las Socorristas tienen una línea telefónica de público conocimiento y hacen los encuentros con las mujeres que deciden abortar  en espacios públicos, no en un lugar oscuro o cerrado. Allí concurren al menos dos de las Socorristas y siempre hay más de una mujer que decide abortar, por lo que no se trata de algo personalizado, individual. Las socorristas dejan en claro, a su vez, que se trata de una práctica política y feminista el decidir sobre nuestros cuerpos, una práctica que se encuentra enmarcada en la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Seguro y Gratuito.

Esta campaña surge a partir de la proclama de las mujeres por el derecho a decidir y tiene como horizonte la legalización del aborto en tanto una exigencia hacia el Estado. Desde la campaña se lucha porque los abortos sean posibles en las salitas, en tanto forman parte del sistema de prevención de la salud primario. Laura comentó: “Me parece que también la práctica política, feminista, y el reconocernos dentro de una colectiva feminista tiene que ver justamente con eso, de que no lo hacemos desde un lugar como diciendo ‘bueno, listo, yo aborte y ya está’, sino lo que estoy haciendo es esto, emanciparme. Es una práctica autónoma, un aborto libre.”

En nuestro país el aborto (libre) está penalizado, es ilegal, por lo que muchas mujeres que deciden abortar y no saben de la existencia de las grupas socorristas como la Colectiva Feminista Decidimos, lo hacen por los medios que tienen a su alcance que nunca son los mejores. A su vez, hay medicxs que realizan prácticas clandestinas de las cuales obtienen una remuneración importante. Aquí hacen hincapié en una cuestión de justicia social en relación a la legalización del aborto, pues quienes van al sistema de salud publico son mujeres de bajos recursos o que no tienen obra social. Entonces quienes no acceden al sistema de salud privado son aquellas mujeres que ponen en riesgo su vida sometiéndose a prácticas clandestinas sin estar debidamente informadas.

Sin embargo algunos abortos, según sus causales, son legales en nuestro país, a pesar de que su cualidad legal depende mucho de la voluntad política: del gobernador de turno, de lxs dierctorxs de los hospitales, del personal de salud. Es legal en los casos de violaciones y cuando corre riesgo la salud de la mujer. Se entiende a la salud como integral, por lo que el factor psicológico es muy importante, por tanto un embarazo no deseado siempre será un factor de riesgo, nos refirió Luciana, y afirmó: “la mujer a la hora y en el momento de decidir abortar, se encuentra en el concierto social con voces que no la aprueban; entonces cómo generar una red de mujeres que aprueben tu práctica diciéndote ‘bueno, es tu decisión’, eso solo hace que la mujer se sienta refortalecida, porque en el concierto social tiene la iglesia que dice que es un pecado, el médico que le dice que no, que es ilegal, que no se lo va a hacer…”

Las Socorristas se encuentran con este tipo de testimonios cuando habilitan la información, a partir de la cual emerge en la charla con las mujeres las referencias a los dispositivos de control que llegan a criminalizar a la mujer por llevar a cabo un aborto.

Se habla de aborto libre, no sólo en lo referente a lo legal, sino que también desde lo conceptual, del pensarse como una colectiva, en donde se configuran las practicas también desde el lenguaje que se utiliza. Por ejemplo: grupa y no grupo, colectiva y no colectivo. Desde el lenguaje también hay una incidencia y una connotación importante de esta práctica y lucha que estas mujeres desde la Colectiva Feminista Decidimos vienen desarrollando. Teniendo en cuenta que los discursos son también dispositivos de control, y actualmente nos impera un discurso médico, un discurso judicial, y el discurso hegemónico del Estado. Discursos frente a los cuales Laura se preguntaba  “¿por qué a veces no se llevan a cabo interrupciones legales del embarazo, por qué habiendo un protocolo en los Centros de Salud o en los hospitales muchas veces una mujer no puede acceder a una interrupción legal del embarazo, cuando el causal de salud es un causal amplio y debería bastar solamente con la decisión de la mujer?  Me parece que hay todavía una sociedad que está poniendo sus límites a una práctica que para las mujeres es tan cotidiana, para nosotras es tan cotidiana que una mujer quiera abortar, que decida hacerlo por las razones que tenga”.

También habló de aborto seguro, pero no en tanto que es llevado a cabo por un médico sino que un aborto seguro es un aborto respetado, un aborto donde la decisión de la mujer es respetada.

En la Colectiva se brinda información segura sobre el uso del Misoprostol y utilizan el mismo protocolo utilizado en los países como Uruguay en donde el aborto está legalizado. Esta información incluso puede ser encontrada en internet, pero es mucho mejor estar asesoradx por la Colectiva que no solo tiene la información certera y segura sino también la experiencia de haber acompañado otros abortos llevados a cabo por este método medicamentoso. El mismo procedimiento puede ser peligroso si no se tiene la  información fehaciente.

A partir de estas prácticas que se vienen llevando a cabo en nuestro país desde aproximadamente el año 2010, las muertes por aborto clandestino han bajado considerablemente. Si bien sigue habiendo una estadística, ha bajado y es algo reconocido por el sistema de salud también. Sin embargo en Argentina, las muertes por aborto son la principal causa de muerte “materna”, mejor dicho principal causa de muerte en mujeres.

Actualmente en todo el país hay aproximadamente 180 mujeres que realizan acompañamientos sororos, y 3 grupas en todo el país, desde Jujuy hasta Ushuaia. El número de acompañamientos se ha incrementado a través del tiempo  y  Laura y Luciana nos trajeron algunos números que reflejan tal situación. Números que se pudieron obtener a través de una sistematización realizada de los acompañamientos a través de la implementación de lo que ellxs llaman protocola: es un formulario anónimo donde se completa información referida a la mujer que decide abortar, datos como el nivel sociocultural y económico, edad, si sufrió violencia o no, datos referidos a su vida obstetra y ginecológica, etc.

Son datos importantes porque legitiman el trabajo y la práctica que se viene realizando en la Colectiva, y les permite, a su vez, seguir luchando por el objetivo más grande que es el aborto legal. Además, los datos rompen con algunos mitos que aun encontramos en el imaginario social acerca de las mujeres que deciden abortar:

 En el 2014 realizaron 1116 acompañamientos en el país, y en el 2015, 2894.

  • El 85 % de las mujeres acompañadas en su decisión de abortar, sí había usado método anticonceptivo; luego de tomar una anticoncepción de emergencia, esta falló
  • El 57 % de las mujeres son creyentes.
  • El 41 % de las mujeres que decidieron abortar con la Colectiva no tiene hijos
  • El 59% de las mujeres que abortaron tenían hijos.
  • El 50.1 % sufrió violencia sexista y el 32% de ese 50 no lo denuncio ante ningún organismo

En todos los casos siempre se pone la mirada sobre la mujer, al no haber usado ningún tipo de anticoncepción, siendo dos los que participan de la relación sexual.

A continuación compartimos algunos gráficos que reflejan la información obtenida por las Socorristas a nivel Nacional:

los acompañamientos

edadguardia activa

Save

Dejá un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s